viernes, 20 de noviembre de 2015

Carboncillo, pastel y oleo, "un trío con solera"

                 Clic en las imágenes


Aquella melodía se me quedó en el alma
lo mismo que tus ojos, tus manos y tu voz,
esos amaneceres de sueños y añoranzas,
ese mar de recuerdos como un rosal en flor

Se me nubla el silencio de pensar en tus besos
que fueron manantiales para mi corazón,
¡que lejos y que cerca los lleva y trae la aurora,
que primavera errante me ha dejado tu amor!

2 comentarios:

  1. Anónimo11.12.15

    Pintas y escribes poemas ¡que maravilla!. Si me siento urgido de una dosis de espiritualidad enseguida pienso en visitar tu blog. Gracias Alma, amiga mía por salvarnos de la cotidianidad.
    Saludos
    Luis B









    ResponderEliminar
  2. Se puede tener apatía, incluso ganas de no pintar en ocasiones -aunque en general para mi es un placer- pero cuando se reciben comentario como los tuyos es un estímulo para seguir. Gracias amigo.
    Un besote

    ResponderEliminar