sábado, 30 de enero de 2010

Esta noche me enamoró la luna


Esta noche, he visto a la luna tan hermosa… que me quedé mirándola sin poder apartar mis ojos de ella. Tenía una aureola de luz que ensalzaba su magnetismo. Debajo, una alfombra de nubes alargadas y compactas realzaba su silueta.
Yo, sola, en una parada solitaria de autobús, ella esplendorosa allí arriba, en el cielo, majestuosa como una reina. Las nubes pasaban veloces a su lado. Algunas de ellas le servían de podium realzando su hechizo, otras la cubrían unos instantes con su transparente manto: en esos momentos se perfilaba su maravillosa silueta llena de misterios y sombras. Después, volvía a aparecer como una diosa en su reino de luz: parecía que danzaba en la noche al son de la melodía más bella como tan solo los enamorados pueden escuchar y sentir.

Algunas gotas de amor (3)

Clic en la imagen

martes, 26 de enero de 2010

La nieve seguía teniendo esta mañana su encanto (26-1-10)

Clic en la imagen
Es una delicia pasear por el parque cuando parte de él está cubierto de hielo. Asi estaba esta mañana el paisaje donde voy a quemar calorias.

lunes, 25 de enero de 2010

Alma y yo


Siempre fue así, es un don especial el suyo. Tiene la sensibilidad a flor de piel. De la vida extrae la parte positiva, sonrisa, belleza, emoción, alegría: hasta escribe poemas que muchos amigos leen con placer. Yo me pregunto como siendo tan idénticas somos tan diferentes en muchas cosas. Creo, - tengo que ser sincera-, que ella tiene todo lo que yo siempre he deseado. Viaja a mundos maravillosos a través de la palabra, hace realidad todos sus sueños, ha encontrado el amor sin buscarle y es tremendamente optimista. Yo, por el contrario, estoy enclaustrada en las obligaciones sociales y soy una victima de la tiranía de la vida. No me quejo, simplemente me resigno. Pero en el fondo tengo que reconocer que en ocasiones me gustaría cambiarme por ella, volar como un pájaro, sentirme libre notando que se aligera la carga de mis hombros para percibir la felicidad en cada poro de mi piel. Pero a pesar de nuestras diferencias, cada mañana, al despertar, nos cogemos de la mano, caminamos juntas, y las dos nos miramos con simpatía esperando que el día nos depare alguna maravillosa sorpresa.
Alma Ramos

Cuatro regalos para ti


Pincha sobre los dibujos para aumentarlos

Clic en las imágenes

sábado, 23 de enero de 2010

Algunas gotas de amor (2)


Clic en la imagen

Monasterio de Piedra y Parque

En esta ocasión quiero contaros algo sobre el magnífico Monasterio de Piedra (Nuévalos Zaragoza) España, fundado en el siglo XII por trece monjes cistercienses y hoy aún queda constancia de su grandiosidad.
Fue dedicado a Santa María de la Blanca y catalogado como Monumento Nacional.
El río Piedra al pasar por las inmediaciones del monasterio forma un paraje de una gran belleza. Cascadas, chorreras, grutas y exuberante vegetación forman este entorno del parque. La ruta que hay que seguir por él es de cinco kilómetros aproximadamente y doy fe, que el recorrido se hace corto por la belleza que contiene.
Yo estuve el mes de agosto y pasé un día inolvidable con mi familia. ¡Ah! También se puede contemplar en las inmediaciones del parque espectáculos con aves exóticas que a los niños, y a los mayores nos encanta.
Aquí os pongo unas fotos de las que hice para que os hagáis una idea, y animaros a que lo visitéis, porque os aseguro que merece la pena.



jueves, 21 de enero de 2010

¡GRACIAS!

Creí... ser una rosa



Que feliz eres, roca que habitas el olvido,
mirando sin mirar al mundo que te ignora,
viendo pasar la luz, las sombras y el estío,
no despiertas, no duermes, no ríes y no lloras.

Así me gustaría andar en mis veredas
sin dolor que me abrume de noches los sentidos,
ser un todo en la vida, y a la vez, no ser nada,
ser piedra, como tú, en un mundo dormido.

A los pinos envidio que tienen en su alma
el verdor más intenso que se pueda tener,
a las nubes sus alas, al cielo sus estrellas,
al agua su frescura, y a la tierra su mies.

En mis sueños anoche creí ser una rosa
de una intensa fragancia, de un rojo de pasión,
no herían los recuerdos, solo me columpiaba
en sus brazos el viento con infinito amor.
AlmaR.
Copyright © Derechos reservado Nº M-002219

miércoles, 20 de enero de 2010

martes, 19 de enero de 2010

lunes, 18 de enero de 2010

El embrujo del otoño

Tú vagas en la noche, e impregnas los sigilos
de esa calma apacible que colma el universo,
aspiras en el aire el aroma de incienso
que se expande en la mente al despertar los sueños.
Yo bebo la fragancia del otoño dorado
viviendo ese momento mágico, de colores diversos,
profundos y enlazados, como hiedra enredada en un eterno beso.
Me transmiten los campos… una sed insaciable de dulzura y sosiego,
colorido de árboles vivos, regalando sus trajes a la tierra que acoge sus vuelos,
gigantes robustos y erguidos, que van poco a poco
ofreciendo sus cuerpos desnudos al viento,
ese viento sensible, que con manos suaves descalza sus cuerpos.
Acaricio sus hojas distintas, de tonos tostados,
que armonizan con el verde intenso de esas otras
que aún conservan la savia que fluye en sus cuerpos.
Voy pasito a paso, por la alfombra bella que despierta ensueños,
sembrando en armonías hermosos pensamientos:
Oloroso presente, inmerso en regocijo de vivir su momento.
Son instantes mágicos que nos regala el tiempo, ofrenda generosa
de este otoño dorado que abraza en sus misterios,
llenándote la esencia de la vida de bellos pensamientos,
acariciando la silueta del alma, para besarla, despacio y en silencio.
¿Que misterios nos trae el otoño que nos deja flotando en el tiempo?

AlmaR

La noche y su encanto


domingo, 17 de enero de 2010

Mis dibujos. Algo que me gusta hacer.


Nevada en Madrid (11-1-10)


Te busco


Te busco incesante en mi camino,
en la flor del naranjo y en las rosas,
en el aire donde sueñan mariposas
y en el túnel más negro del abismo.

Te busco en cada hoja del otoño
y les cuento muy bajito que te quiero,
te busco en los trinos de jilguero
y en las ramas frondosas del madroño.

Te busco sin descanso y sin sosiego
en cada amanecer, y en cada río,
te busco en las noches del estío
y en las horas de triste desconsuelo.

Te busco en los labios sonrientes,
en la mirada impresa de la vida,
te busco en las llamas encendidas
del amor que despiertas en mi mente.

Te busco en cada rincón del universo,
y donde estas es en mí, siempre presente.

AlmaR

jueves, 14 de enero de 2010

El color del pensamiento


Una de las cosas que me gusta es dibujar. Es maravilloso como sin apenas darte cuenta vas creando formas originales muy agradables, con un hermoso colorido combinado que llena de armonía los dibujos. ¿Te imaginas cualquiera de estos dibujos ampliados, enmarcados y colgados de las paredes en una decoración moderna? Animaros, porque es muy gratificante, y quien sabe si guardais dentro un Picasso que aún se encuentra dormido.