martes, 14 de marzo de 2017

Un trenzado de imagen, versos y carboncillo.


Clic en la imagen
Que tristeza más  honda en las noches de luna
cuando el alma dormida no siente tu calor,
ni se mece constante en su lecho de plumas,
ni le ruega a Cupido un mensaje de amor


Antes que los vientos se lleven mis suspiros;
y el sol ya no pueda calentarme,
o mi piel sea un gastado pergamino:
¡permitirme que vuelva a enamorarte!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada